Tres maneras de reimaginar el aprendizaje en el lugar de trabajo durante el coronavirus

Por Mónica Pérez 

La situación generada por el coronavirus está transformando nuestra forma de vivir hasta tal punto que, pese a lo rutinario que podría representar una vida sin salir de casa más allá ir al supermercado o la farmacia, estamos experimentando una auténtica aventura quizás caótica, frustrante, pero también como una oportunidad para poder reimaginar el aprendizaje.

En opinión de la decana adjunta de aprendizaje corporativo y permanente en el Proyecto Minerva, Gloria Tam, debido a la velocidad y el carácter inventivo de las actividades comerciales que se realizan on line, cada día se están  produciendo casos extraordinarios. Así, el Centro Comercial de Dubai, uno de los más grandes del mundo, está ayudando a 1.300 tiendas a digitalizarse en pocas semanas. 

En el ámbito de la salud, afirma que los proveedores están moviendo las citas médicas menos críticas y más crónicas a medios alternativos como la telemedicina y las visitas médicas virtuales. Incluso las visitas a las propiedades inmobiliarias se hacen ahora a distancia en los EE.UU. y Europa, con notarios online para completar las transacciones. La educación no es una excepción. 

Y ante esta nueva normalidad, Tam se plantea si ¿podría ser la pandemia un momento de cisne negro para la innovación en el aprendizaje en el lugar de trabajo? Ya sea en programas de liderazgo en persona, formación técnica o en el trabajo, estamos esperando semanas, si no meses, de interrupción en la mayor parte del mundo. Y cuando los negocios vuelvan a la "normalidad", las cosas podrían no volver a las viejas costumbres. Después de meses de compromiso social e inmersión tecnológica, los estudiantes del lugar de trabajo y los líderes empresariales tendrán una mayor expectativa con respecto a cómo quieren comprometerse y aprender.

Los acontecimientos de las últimas semanas subrayan la necesidad de que las empresas y la sociedad sean resistentes y estén preparadas para los tiempos de incertidumbre. Las crisis podrían ser una oportunidad y un impulso para el cambio, para catalizar la tan necesaria innovación. 

Ante ello, para crear capacidad de recuperación para un sector de aprendizaje y desarrollo a prueba de futuro, y para formar nuevos y mejores hábitos de aprendizaje en su organización, la decana apunta tres formas de reimaginar el aprendizaje en el lugar de trabajo.

 

1. Usar la ciencia del aprendizaje para construir experiencias de aprendizaje virtual intencional

En las últimas semanas, muchos profesionales del aprendizaje han sido encargados de cambiar los programas de aprendizaje en persona de su organización a un acceso remoto y virtual lo más rápido posible. Para muchos programas, mantener la naturaleza sincrónica y basada en cohortes a través de un aula virtual es fundamental para satisfacer las expectativas de los alumnos, pero un simple "copiar y pegar" de un aula tradicional en un aula virtual puede no ser el enfoque más beneficioso.

La tendencia de "sondeo" en el aprendizaje sincrónico on line está aumentando. Las encuestas son, sin duda, una excelente técnica de compromiso, pero ¿cómo se utilizan las encuestas de manera más eficaz para maximizar los resultados y el impacto del aprendizaje? Para muchos programas corporativos, las encuestas pueden ayudar a estimular el procesamiento cognitivo y pueden resultar una excelente manera de hacer participar a todos los alumnos e iniciar o resumir un nuevo tema.

En otras ocasiones, apunta Tam que, cuando con sus colegas dirigen programas de aprendizaje profesional, administran una encuesta inicial y, al final, repreguntan a los alumnos sobre la misma pregunta. “Esto ayuda a lograr lo que se conoce como ‘efecto de generación’, un fenómeno cognitivo en el que la información se recuerda mejor si se genera a partir de la propia mente en lugar de simplemente leerla o escucharla”.

Así, apunta que el diseño del programa de aprendizaje deliberado tiene en cuenta no sólo los resultados de aprendizaje previstos, sino también la motivación y la receptividad de la audiencia.

Por ejemplo, comenta que, en Minerva, normalmente colocan un "gancho" al principio de un nuevo tema de aprendizaje -puede ser una imagen visualmente estimulante, una historia emocionalmente impactante o una pregunta que llame la atención- como una forma efectiva de desencadenar el aprendizaje y el procesamiento de la información durante una sesión de aprendizaje. En este sentido, hay que considerar que la forma en que un ingeniero de nivel básico reacciona ante un gancho puede ser muy diferente en comparación con la forma en que lo hace un estudiante. 

 

2. Derretir la distinción entre los que dan y los que toman el aprendizaje en el lugar de trabajo

La segunda forma que apunta Tam para reimaginar el aprendizaje en el lugar de trabajo pasa por darse cuenta de que, a medida que avanzamos hacia un mundo más acostumbrado al trabajo remoto y distribuido, el aprendizaje en el lugar de trabajo puede ser mucho más colaborativo y mucho menos unidimensional.

Este concepto de "mercado de aprendizaje" podría llegar a ser más predominante en el espacio de aprendizaje profesional, en el que es probable que todos los miembros de una comunidad determinada (por ejemplo, una empresa o una institución) tengan ciertos conocimientos especializados que podrían ofrecer a otros miembros de la misma comunidad. 

“Estas pepitas de aprendizaje”, como las denomina la autora, pueden ser en forma de entradas de blog, consejos compartidos, vídeos o incluso llamadas de asesoramiento o cenas de tutoría, pero que nunca llegarían a sustituir a los aprendizajes formales en el aula, sino que proporcionarán un aprendizaje complementario descentralizado y distribuido, que se mantendrá actualizado y que puede proliferar muy rápidamente en función de las necesidades actuales o de las tendencias organizativas y externas.

 

3. Reimaginar el post-aprendizaje: Transferencia contextual y herramientas de apoyo al rendimiento justo a tiempo

Por último, Tam subraya que todo aprendizaje debe ser visto como “un proceso y un viaje, no como un episodio aislado”. 

Así, apunta que la naturaleza del funcionamiento de nuestro cerebro es que olvidamos la mayor parte de lo que aprendimos, a menos que se repita en los intervalos correctos. Para un aprendizaje e impacto efectivos, el proceso de post-aprendizaje es tan importante como la primera oportunidad de aprendizaje.

En este sentido, detalla que existen al menos dos enfoques para contrarrestar las limitaciones de la retención del aprendizaje; primero, espaciar el aprendizaje en el tiempo; y segundo, repetir los resultados del aprendizaje en contextos variados. Estos enfoques pueden facilitarse de muchas maneras durante el viaje de aprendizaje on line  desde la prelectura, los casos de negocios y los debates estructurados hasta los proyectos prácticos o las indicaciones de reflexión posteriores al aprendizaje.

Un enfoque complementario consiste en integrar el aprendizaje en el flujo de trabajo proporcionando apoyo al rendimiento en el paso correcto del proceso empresarial. Por ejemplo, digamos que el resultado del aprendizaje que se pretende obtener es el concepto de pensamiento de diseño. Después del primer episodio de aprendizaje, ¿cómo puede proporcionar apoyo al rendimiento para mejorar la aplicación del pensamiento de diseño al abordar un desafío u oportunidad empresarial, como un nuevo proceso o una nueva categoría de demanda del cliente? ¿Podría crear una aplicación digital para ayudar a los líderes empresariales a participar en cada paso del pensamiento de diseño en tiempo real? ¿Existe una lista de verificación de etnografía para el consumidor o una herramienta de prototipado rápido que pueda ayudar?

Idea para una mayor reflexión la autora propone pensar como Ikea, que pide a los usuarios que empleen herramientas conocidas (digamos un taladro o un destornillador) para los nuevos retos guiados por simples ayudas de trabajo como apoyo al rendimiento. ¿Cómo se puede revolucionar el aprendizaje creando ayudas de trabajo extraordinarias que sean eficaces para los alumnos en su contexto laboral?

"La industria del aprendizaje está siendo interrumpida como nunca antes. A medida que navegamos a través de la complejidad e incertidumbre, también es una oportunidad para reimaginar formas ideales de aprendizaje en el lugar de trabajo. El uso de un diseño y una entrega intencionales para crear soluciones de aprendizaje social, efectivo e inmersivo llevará a soluciones de aprendizaje resistentes. Serán eficaces en las crisis pero también en los buenos tiempos”, concluye la decana.

Image

Teléfono: +34 615 74 53 41

WhatsApp chat